Novedades

Descubren la Galaxia más remota

Descubren la Galaxia más remota
Aparece en tres fotografías tomadas por el telescopio Hubble, con un tamaño 250 veces menor que el de la Vía Láctea

La galaxia más remota conocida hasta la fecha, aparece en tres fotografías tomadas por el telescopio Hubble. Datada hace 13.300 millones de años, 420 millones de años después del big bang, posee un tamaño 250 veces menor que el de la Vía Láctea. Su luz ha viajado durante 13.300 millones de años hasta alcanzar la Tierra y hoy aparece como una diminuta mancha roja que representa el equivalente a una pequeña parte de la Vía Láctea, donde se encuentra nuestro sistema solar.

La galaxia más remota conocida hasta la fecha, aparece retratada en tres fotografías datadas hace 13.300 millones de años, tiempo empleado por la luz emitida por las estrellas que la componen, en propagarse a través del espacio hasta alcanzar la Tierra. Emitida tan sólo 420 millones de años después del big bang –el supuesto inicio del Universo–, hoy aparece como un punto luminoso que representa solo una pequeña parte del tamaño actual de la Vía Láctea, exactamente 250 veces menor.

En su camino, esta luz detectada por primera vez en el mes de febrero, se desvió como consecuencia de la atracción gravitatoria al atravesar en su trayecto un cúmulo masivo de galaxias. Gracias a la alta resolución de los telescopios espaciales Spitzer y Hubble de la NASA, unido al efecto natural de zoom o lente de aumento gravitacional, basado en la distorsión del espacio físico por la materia explicado por la Teoría General de la Relatividad, ha podido ser vista. Fue precisamente a causa de la masa ingente de estrellas que bordeó 8.000 millones de años después de su partida –entre la cual hay que incluir materia oscura, que fue precisa calcular previamente por los astrofísicos para estimar el campo gravitatorio causante de la desviación de los rayos provenientes de dichas estrellas–, el equipo de astrónomos del CLASH (The cluster lensing and supernova survey with Hubble) ha conseguido identificar la que pasa por considerarse la más lejana de las galaxias conocidas a día de hoy.

Sin la ayuda que ha supuesto esta lente gravitatoria, los astrofísicos nunca habrían detectado su luz, pues debido a ello las imágenes aparecen ocho, siete y dos veces con más brillo o luminosidad estelar que el correspondiente a su tamaño y aspecto reales. El análisis de las fotografías de MACS0647–JD –como ha sido bautizada la galaxia–, muestra que tiene menos de 600 años–luz de diámetro, mientras la Vía Láctea posee 150.000 años–luz en su diámetro mayor.

Dan Coe, director principal del proyecto del Space Telescope Science Institute, afirmó que «este objeto puede ser un solo componente de entre los muchos bloques de otra galaxia en formación». El informe completo del descubrimiento se hará público mañana jueves, en la revista ‘The Astrophysical Journal’.