Novedades

Cómo Mueren las Galaxias

Cómo Mueren las Galaxias
Algo se apaga en el interior de las grandes galaxias por lo que éstas dejan de producir nuevas estrellas en su interior. Este momento marca el comienzo de una etapa de envejecimiento que se completa hasta el fin de sus vidas, como galaxias elípticas.

Los astrónomos mostraron en un estudio publicado en abril, que la disminución del ritmo de formación estelar se inicia en los núcleos de las galaxias, y luego se extiende a las partes exteriores, informa el Observatorio Europeo Austral (ESO).

 

“Este “apagón” comenzó justo en el clímax de la formación de estrellas en el Universo, cuando muchas galaxias aún estaban dando a luz a estrellas a un ritmo casi veinte veces más rápido que el actual”, destacó ESO.

 

muerte-galaxias

 

Usando el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO y el telescopio espacial Hubble de la NASA/ESA, pudieron constatar que tres mil millones de años después del Big Bang, estas galaxias sólo formaban estrellas en sus zonas exteriores, pero no en su interior.

 

Las galaxias masivas inactivas  son hoy comunes en el Universo, y son clasificadas como elípticas. “Frenaron y ‘desconectaron’ su otrora frenético ritmo de formación estelar”. En general estas galaxias lucen “rojas y muertas” por su amplio número de estrellas rojas y ausencia de jóvenes azules. Tienen forma de esferoides con un centro que alberga una densidad de estrellas diez veces mayor que nuestra galaxia, la Vía Láctea, y diez veces más masa.

 

No presentan evidencia de formación de nuevas estrellas. “La edad estimada de las estrellas rojas sugiere que estas galaxias dejaron de crear nuevas estrellas hace 10.000 millones de años”, destaca el estudio. “Los esferoides masivos muertos contienen aproximadamente la mitad de todas las estrellas que el universo ha producido durante toda su vida”, señaló Sandro Tacchella, del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich (ETH, Suiza), autor principal del artículo, según la publicación de ESO.

 

Para el estudio, Tacchella y sus colegas observaron 22 galaxias de masa similar, y de una época de unos 3.000 millones años después del Big Bang. “Según los nuevos datos, las galaxias más masivas de la muestra mantuvieron una producción constante de nuevas estrellas en sus periferias. Sin embargo, en sus núcleos, densamente poblados, la formación estelar había cesado”, comentó ESO.

 

Según palabras de Alvio Renzini, del Observatorio de Padua (Instituto Nacional Italiano de Astrofísica), una de las teorías preferidas sobre los mecanismos subyacentes implicados a este “apagon” interno, es la que plantea que el agujero negro central supermasivo de la galaxia, al alimentarse de la materia que lo rodea, dispersa el material necesario para la fabricación de estrellas debido a los torrentes de energía que libera durante su “ingesta”. Otra idea expone que el gas frío deja de fluir en una galaxia, dejándola sin la materia prima para fabricar nuevas estrellas y transformándola en un esferoide rojo y muerto.