Novedades

Hoy: 'Día Internacional del Asteroide', a 107 años del Episodio de Tunguska

Hoy: 'Día Internacional del Asteroide', a 107 años del Episodio de Tunguska
Un asteroide de unos 35 metros de diámetro, cayó en la Tierra en la región rusa de Tunguska, el 30 de junio de 1908, arrasando más de 2.000 kilómetros cuadrados y sin provocar una catástrofe solo porque la región estaba despoblada por aquellos años.

Desde entonces la preocupación de astrónomos, físicos, autoridades y público, ha ido en aumento en relación a un tema sobre el que aparentemente poco podría hacerse en el peor de los casos, pero que con los avances tecnológicos se estima cada vez más podría evitarse el peor de los escenarios que, hasta ahora, solo el cine ha desarrollado.

 

En esa línea, el astrofísico y guitarrista de la banda Queen, Brian May, ha logrado el consenso de distintos países para que se festeje a partir de este año cada 30 de junio la conmemoración del “fenómeno Tunguska”, a fin de concientizar a la población sobre el peligro de que un asteroide vuelva a chocar la Tierra.

 

Cada 13 días cae un asteroide capaz de afectar el entorno

 

Las estadísticas de la NASA revelan que en promedio cada 13 días hay un impacto de un asteroide mayor a un metro, capaz de alterar su entorno, y cada año caen menos de una decena del tamaño de un auto, y una vez cada diez años una piedra mayor a veinte metros. El más reciente de los verificados ha sido el impacto de febrero de 2013, otra vez en Rusia, en la ciudad de Chelyabinsk cuando estalló uno a 20 kilómetros de altura liberando casi medio megatón (30 veces la energía de la bomba de Hiroshima) y provocó centenares de heridos y millones de dólares en pérdidas.

 

Los astrónomos coinciden que la idea no es alarmar a la población, sino tomar conciencia en la necesidad de desarrollar más el tema, ya que, a diferencia de los terremotos, tsunamis y eventos similares, que son impredecibles casi, los asteroides sí se pueden ver antes que lleguen y el avance tecnológico podría hacer mucho para evitar un fenómeno de daños considerables sobre el planeta. Actualmente desde la evacuación masiva de alguna zona del mundo, hasta la interceptación de un asteroide en línea de colisión con la Tierra, podría ser posible, estima la ciencia.