Novedades

Los Meteoritos caen más frecuentemente de lo que pensamos

Los Meteoritos caen más frecuentemente de lo que pensamos
Chris Herd, investigador de la Universidad de Alberta, Canadá, no desea hacer catastrofismo ni angustiar a nadie sobre el riesgo de un gran impacto meteorítico sobre la Tierra, pero está usando una nueva tecnología que podría demostrar que los impactos de meteoritos contra nuestro planeta no son tan infrecuentes como pensamos.

Herd ha revelado detalles de una nueva técnica para localizar cráteres de meteoritos no descubiertos. Su estrategia mostró ser válida cuando Herd analizó un cráter de meteorito cerca de Whitecourt, 200 kilómetros al oeste de Edmonton.

El meteorito de Whitecourt cayó en la Tierra hace cerca de 1.100 años. Herd estima que tuvo cerca de un metro de diámetro. Él sabe que la roca estuvo compuesta por hierro y níquel, y que comenzó su travesía a través del espacio en el núcleo de un asteroide de 4.500 millones de años de edad. Este asteroide se desintegró y las piezas del núcleo se convirtieron en meteoritos. Hasta ahora sólo se ha encontrado media docena de cráteres de meteoritos de la edad y el tamaño del de Whitecourt.

Herd y sus colegas decidieron que necesitaban una vista aérea del cráter de 36 metros de diámetro. Éste no se puede divisar desde el aire debido a los árboles. Sin embargo, sí lograron verlo a través de las imágenes captadas previamente con otros fines por un sistema LiDAR.

El sistema LiDAR puede ser instalado en una aeronave, y sus rayos láser capturan imágenes tridimensionales del terreno que es sobrevolado. La industria forestal utiliza esta tecnología para contar árboles y determinar la topografía, pero Herd no estaba interesado en los árboles. Él y sus colaboradores optaron por el modelo Bare Earth (Tierra Desnuda). En esa modalidad, se presenta el terreno desnudo, habiéndose eliminado de la imagen los árboles y demás vegetación.


Gracias a esta capacidad técnica, la imagen del cráter del meteorito de Whitecourt apareció tan clara como el día.

Herd ve un futuro brillante para la localización de cráteres. Los científicos deben ser capaces de encontrar, en las imágenes de cualquier lugar obtenidas a través de sistemas LiDAR, señales delatadoras de cráteres aún no descubiertos.

Las teorías actuales sobre los impactos meteoríticos en la Tierra indican que los meteoritos del tamaño y la edad de la roca que excavó el cráter cerca de Whitecourt se producen una vez cada 10 años. Pero esta clase de cálculos estadísticos está muy basada en la frecuencia de caídas registradas y cráteres detectados. Cuando los científicos ajusten las cifras para tener en cuenta los meteoritos caídos en el mar y las evidencias de cráteres borrados por la erosión de la tierra, las probabilidades de impactos meteoríticos de ciertas clases pueden verse aumentadas.

Para encontrar más cráteres de meteoritos, Herd y otros están negociando el acceso a los datos recogidos por otras exploraciones mediante sistemas LiDAR.