Novedades

La NASA y la ESA explorarán juntas Marte

La NASA y la ESA explorarán juntas Marte
La NASA y la ESA han llegado a un acuerdo de asociación estratégica para las futuras misiones robóticas para explorar Marte, según anunciaron hace unos días los oficiales responsables de Exploración de dichas agencias. Ed Weiler, administrador asociado de la NASA para misiones científicas desveló el plan en una rueda de prensa en la que se anunció el retraso de dos años del próximo rover marciano.

Escrito por Pedro León   

El acuerdo se consiguió en un encuentro entre Weiler y David Southwood, Director del programa de ciencia de la ESA. La discusión comenzó en julio para realizar la alianza, mientras ambos líderes participaban en el encuentro anual entre la NASA y la ESA. Las agencias ya habían trabajado de forma conjunta en misiones marcianas previas, incluyendo el radar en la Mars Express de la ESA y el Mars Reconnaissance Orbiter. Mars Express además ha sido usado como repetidor para el aterrizador Phoenix. Esta unión ayudará a las agencias a compartir los crecientes costes y las responsabilidades para futuras misiones marcianas. 

"Las misiones van siendo cada vez más y más caras", dice Weiler. "La parte fácil ya ha sido hecha". Los próximos dos rovers, el MSL de la NASA y ExoMars de la ESA son misiones insignia de miles de millones de dólares. "Será una cooperación a largo plazo donde la NASA contribuirá a una misión liderada por la ESA como ExoMars y la ESA contribuirá a misiones lideradas por la NASA", dice Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA. 

La asociación ayudaría a desarrollar la misión Mars Sample Return, cuyo coste actual se estima entre los 6.000 y 8.000 millones de dólares, según Weiler. "El objetivo a largo plazo es MSR, pero hay pasos en el camino e intentaremos realizarlos juntos", dice Southwood. "Marte es un lugar diverso. Necesitamos mucha exploración, estudios y análisis antes de traer muestras". 


Estos pasos incluyen las misiones MSL, Exomars y otras sondas que serán seleccionadas para su lanzamiento a finales de la próxima década. ExoMars depende de la participación internacional exterior a Europa ya que los estados miembros han proporcionado 1.000 millones de euros de los 1.200 millones necesarios para la misión, dice Dordain. El dinero extra tendrá que proceder de contribuciones de socios internacionales como NASA o Rusia. 

"Si no tengo éxito en conseguir esta cooperación, entonces tendré que ver como ajustar la misión para que permanezca en el máximo de 1.000 millones de euros que los estados miembros han aportado", dice Dordain. ExoMars tiene previsto su lanzamiento en enero de 2.016, tras ser postpuesto el lanzamiento de 2.013. 

El retraso del lanzamiento de MSL permitirá a los científicos centrarse en desarrollar una arquitectura marciana conjunta, incluyendo los detalles de la participación de NASA en ExoMars. Los responsables esperan que la misión de retorno de muestras ocurra después de 2.020 considerando las actuales condiciones economicas y presupuestarias. 

"Nunca haremos una misión de muestras si no trabajamos de forma conjunta", dice Weiler. "Ambos tenemos los mismos objetivos científicos. Queremos tener a nuestras comunidades científicas trabajando juntas y comenzando a desarrollar una arquitectura". 

Una misión de retorno de muestras de Marte ha sido el objeto del deseo de los científicos de Estados Unidos y de Europa, pero los planes siempre han sido retrasados debido a dificultades técnicas y de presupuesto. "Para la misión de retorno de muestras tenemos que ir a Marte, tenemos que aterrizar, tener un cohete que despegue, y que más tarde se acople con un orbitador, que haya cogido las muestras y que las mande a la Tierra y llegue al suelo con seguridad", dice Weiler.