Novedades

Confirman ADN venido del Espacio

Confirman ADN venido del Espacio
Científicos de la NASA dan cuenta del hallazgo de elementos constitutivos de la vida en meteoritos recolectados en territorio antártico. Esta constatación aporta sustento a las teorías sobre que la vida generada en nuestro planeta pudo ser asistida de forma extraterrestre por meteoritos y cometas que impactaron en la Tierra.

Se “ha descubierto componentes de DNA en meteoritos desde la década de los sesenta, pero los investigadores no estaban seguros de que éste fuera creado en el espacio”, debido a que podrían haberse contaminado por partículas terrestres, explicó Michael Callahan del Centro Espacial Goddard de la NASA y autor principal del estudio que se publicó en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences de EE.UU.


La novedad fue que “por primera vez existen tres líneas de evidencia que en conjunto proporciona confianza de que estos ladrillos de DNA fueron creados en el espacio”.


Los científicos analizaron muestras de nueve meteoritos ricos en compuestos orgánicos encontrados en la Antártida. “Mediante técnicas de cromatografía, que separa los componentes, y espectrometría de masas, que determina la estructura química de los componentes, los investigadores encontraron varias nucleobases y compuestos estructuralmente similares llamados análogos”.


De acuerdo con un comunicado de la NASA, en las muestras se “identificaron adenina y guanina, componentes del DNA, así como hipoxantina y xantina que se emplean en otros procesos biológicos”. Pero además, “en dos de los meteoritos se encontraron pequeñas cantidades de tres moléculas relacionadas con las nucleobases, denominadas análogos y que casi nunca están presentes en la biología terrestre”.


Otra evidencia obtenida por los científicos confirmó la ausencia de contaminación terrestre, al analizar ocho kilogramos de hielo de la Antártida de la zona donde se encontraron los meteoritos.


Los investigadores también realizaron experimentos de laboratorio. Allí, reprodujeron nucleobases y análogos mediante reacciones químicas de amónico y cianuro, compuestos corrientes en el espacio. Comprobándose que las nucleobases obtenidas por síntesis fueron muy similares a las identificadas en los meteoritos.


Este hallazgo aporta elementos para comprender el origen de la vida en el planeta y dan sustento a la hipótesis de existencia de vida en otros planetas.