Novedades

Revolución de la exploración espacial

Revolución de la exploración espacial
En Nuevo México, Estados Unidos, se inició la construcción del centro Spaceport America, el sitio del primer puerto espacial comercial.

Aquellos que financian el proyecto aseguran que ayudará a revolucionar la exploración espacial.

La construcción del sitio se completará en un año y medio, y será la sede de la empresa de turismo espacial Virgin Galatic y de otras compañías comerciales en ese ámbito.

El proyecto le costará al gobierno estatal de Nuevo México casi US$200 millones.

Steve Landeene, director ejecutivo de la Autoridad Espacial Portuaria de Nuevo México, dice: "El futuro ha llegado y no estamos muy lejos de una nueva era espacial.

"No se trata solamente de astronautas privados haciendo viajes, se trata de bajar los costos, de elaborar nuevos medicamentos, de energía solar en el espacio y de toda una gama de beneficios científicos que pueden resultar de esto".

Dirigiéndose a varios centenares de personas presentes que soportaron el intenso calor del desierto para ser testigos del evento, el gobernador del estado Bill Richardson dijo que era "muy satisfactorio ver como Spaceport America finalmente era una realidad".

Proyecto ambicioso

La construcción se iniciará sobre un terminal y un hangar, diseñados para la era espacial por el grupo Foster y Asociados para que armonicen con el paisaje desértico, al tiempo que dan cabida a naves espaciales con cohetes y todos los dispositivos de seguridad que eso implica.

Una pista de 3.000 metros garantizará que habrá espacio suficiente para el aterrizaje de los aviones más grandes del mundo.

La nave White Knight Dos

La nave White Knight Dos no pudo hacer un sobrevuelo por problemas técnicos.

Cuando esté completo, Virgin Galactic -que espera iniciar vuelos turísticos al espacio poco después de la inauguración- tendrá su cuartel general y centro de operaciones aquí, generando la mayoría del comercio del puerto espacial, aunque Spaceport America recalca que no estará dependiendo exclusivamente de esa compañía.

Las cosas no empezaron tan bien, sin embargo. Para dar una sensación de lo cerca que está la era espacial comercial, los organizadores del evento planeaban un sobrevuelo del avión White Knight Dos de Virgin Galactic.

Para la desilusión de los presentes, tuvo que ser cancelado por problemas técnicos de último minuto.

Will Whitehorn, presidente de Virgin Galactic, explicó que la aeronave todavía estaba en su etapa de prueba y por esto el tema seguridad era de máxima importancia para tratar con cualquier problema, por pequeño que fuera.

Subrayó que la compañía no se pondría un plazo para cuándo iniciar los vuelos espaciales comerciales, pero que todo marchaba al día de acuerdo a los planes de desarrollo.

White Knight Dos -el avión que cargará la nave Space Ship Dos hasta una gran altitud para luego lanzarla al espacio- será develada al público durante la feria aeroespacial de Oshkosh, Wisconsin, en julio. Space Ship Dos, por su parte, empezará sus pruebas planeo en diciembre.

US$200.000 por pasaje

Si todo marcha de acuerdo a lo planeado, en unos dos años, el vuelo inaugural llevará a Richard Branson (fundador de Virgin), su familia y al diseñador de la nave, Burt Rutan, en un viaje suborbital.

Inauguración de la construcción del puerto espacial

Nuevo México tiene un largo historial de colaboración con la investigación científica.

Les seguirán unas 300 personas en una lista de espera que, haciendo caso omiso de la actual crisis económica, están dispuestas a pagar US$200.000 por el privilegio de experimentar la ingravidez durante seis minutos en un vuelo de dos horas.

El sitio del puerto espacial fue seleccionado por estar distante de cualquier lugar poblado -tan solo se encuentran una que otra hacienda y la variedad local de serpientes cascabel.

Pero Nuevo México ofrece otras ventajas. El estado se jacta de tener 350 días de sol al año, lo que quiere decir que -al contrario del centro de la NASA en Cabo Cañaveral- el clima no afectaría los lanzamientos.

También, el vecino centro de pruebas de misiles White Sands garantiza que el espacio aéreo de la región sea una zona restringida a los vuelos de otros aviones.

El gobernador Bill Richardson afirmó que los beneficios que le trae al estado el que está a la vanguardia del floreciente sector espacial comercial, conducirían a mayores desarrollos en varios niveles para Nuevo México, además de añadir a su largo historial de aviación y vuelos espaciales.

Nuevo México participó en adelantos científicos que van desde los trabajos de Von Braun en los cohetes V2 y Redstone, hasta la energía nuclear. Muchos observatorios espaciales se encuentran en este estado.

Durante la ceremonia inaugural, el gobernador Richardson recordó que su predecesor alcanzó a escribirle al entonces presidente John Kennedy en los años 60, resaltando el potencial de Nuevo México en la insipiente industria espacial.

Esta vez, el gobernador quiere asegurarse de que su estado se encuentre firmemente a bordo.