Novedades

Conmoción en un pueblo salteño por aparición de OVNI gigante

Conmoción en un pueblo salteño por aparición de OVNI gigante
Que los testimonios naden en la abundancia y encima sintonicen a la perfección tal vez sea el detalle más escalofriante de lo ocurrido ayer a la madrugada en Joaquín V. González, un pueblito de casi 20 mil habitantes considerado por los más ortodoxos como “el corazón sojero” de la provincia de Salta, pero que puertas adentro y a la siempre atenta mirada científica es un secreto a voces que sus alturas son barridas cada vez más seguido por el paso de los OVNIs.

Todos en el pueblo, o por lo menos los que estaban despiertos ayer a las 2 de la madrugada, coinciden en que hacía calor, un calor insoportable que impedía irse a la cama e invitaba a quedarse despierto, con los ojos abiertos como platos bajo un cielo traicionero, amenazante y tormentoso. Afuera, la gente bebía algo fresco o comía helados que había que terminar rápido antes que se convirtieran en pegajosos ungüentos azucarados. Así estuvieron muchos de los pobladores de Joaquín V. González, atrapados en un círculo de 300 mil hectáreas de soja, cuando a esa hora, las 2 AM, con el calor en plena ebullición todavía burbujeando bajo la piel, una extraña y gigantesca criatura luminosa, alargada e ingrávida, surcó el oscuro cielo iluminándolo todo a su alrededor y a la vista de todos.


El “OVNI cigarro” (como se lo conoce entre los especialistas), de grandes proporciones, cruzó la noche salteña suspendido bajo un esponjoso techado de nubes y según algunos de los incontables testigos, “con luces intermitentes, como flashes y otra fija de color rojo”, buscando afanosamente el sudoeste, adonde está emplazado El Tunal, a 35 kilómetros del pueblo.
Cuando se alejó de la vista de todos, que para entonces todavía miraban incrédulos el cielo como esperando algo más, el interminable objeto luminoso se desvaneció en la oscuridad rumbo a El Tunal, y minutos más, minutos menos (muchos hablan de 5 minutos y otros de 15), todo Joaquín V. González sufrió un colapso eléctrico que de un pestañeo fundió en el negro más profundo unos 200 kilómetros a la redonda.


“Hacía un calor espantoso, había gente tomando helado y otros llenando las mesas de los bares al aire libre en todo el pueblo”, relató un testigo al diario salteño El Tribuno.
“De pronto todos vieron cómo un extraño aparato surcó el cielo muy iluminado y, un rato después, vino el colapso eléctrico y con él, también quedaron las canillas secas y fuera de funcionamiento las líneas telefónicas”, apuntó el testigo, excitado. “Todo volvió a funcionar recién a las 11.30, nueve horas después”.

Confirmado por empresa

El colapso en el sistema de electricidad fue confirmado por la empresa EDESA, que minutos después del apagón confirmó que no tenía energía y que les era imposible detectar la falla, que se había producido exactamente en la planta generadora central emplazada en El Tunal. ¿El problema?, “una turbina quemada”.

El especialista en OVNIs Luis Burgos aseguró ayer a DIARIO POPULAR que “el apagón se produjo quince o veinte minutos después el avistaje del aparato en Joaquín V. González y justo cuando se posó encima de la planta generadora de El Tunal”. Para Burgos, la protagonista de ayer fue “lo que llamamos una nave nodriza, o nave madre, una especie de portaaviones espacial de no menos e 200 o 300 metros de longitud, de la cual normalmente salen pequeños OVNIs de entre 8 y 10 metros que después vuelven”. Burgos puso de relieve que el episodio de ayer “es importante por la gran cantidad de testimonios que existen”, aunque dijo estar casi familiarizado con ese pueblito salteño porque “en un pueblito cercano, Chicoana, se produjo el caso más resonante del año pasado”. Aquello, reveló, sucedió en octubre de 2008, “cuando decenas y decenas de testigos vieron merodeando luces sobre campos sembrados que a la mañana siguiente aparecieron marcados con extrañas y gigantescas figuras geométricas”.


En tanto, otros estudiosos de esos que dejan escapar pocas oportunidades alimentaron anoche las suspicacias alrededor del descubrimiento de una “nave madre” y pusieron el acento en que también ayer, poco después del paso del enorme aparato por El Tunal, fueron avistadas en Perú varias flotillas de OVNIs. “Es más que seguro que esas habían partido de la nave nodriza que estaba de paso por Salta”, sostuvieron, y prometieron que en unos días más “seguramente tendremos todos más novedades”.