Novedades

La Isla de Pascua se prepara para presenciar la muerte del sol

La Isla de Pascua se prepara para presenciar la muerte del sol
El domingo 11 de julio, se calcula que unas 4.000 personas entre turistas e investigadores, se reunirán en la isla chilena del Pacífico para contemplar cómo la luna se interpone entre la Tierra y el Sol y el día se convierte repentinamente en noche durante algo más de cinco minutos.

En el "ombligo del mundo", como llaman sus habitantes a la isla, hace más de 1000 años no se apreciaba un suceso semejante, por lo que en opinión de los isleños, el fenómeno supone una verdadera "muerte" del Sol, seguida de un renacer, claro está.

No sólo los que se encuentren en esta isla podrán contemplar este fenómeno.

La sombra que proyectará la luna se desplazará unos 3.700 kilómetros por el Pacífico hacia el este, lo que permitirá que gran parte de Chile, Perú y Argentina puedan disfrutar del espectáculo natural, previsto para las 14.04 hora local. (16.04 en Chile continental y 20.04 GMT).

La Isla de Pascua, ubicada en medio del océano Pacífico, a más de 3.700 kilómetros de la costa chilena es uno de los principales destinos turísticos del país debido a su belleza natural y su cultura ancestral de la etnia rapa nui, cuyos principales vestigios corresponden a las enormes estatuas de piedra conocidas como moais.

Luz del Carmen Zasso, la alcaldesa de la isla, dijo en conversación telefónica con Efe sentirse optimista sobre lo que va a ocurrir en el contexto del fenómeno solar del próximo domingo.

"Ha habido una gran coordinación entre las instituciones públicas y privadas, así como con la administradora del parque y el Gobierno interior, por lo que en ese sentido estamos tranquilos", dijo Zasso, que se ha encargado de reforzar servicios tales como los relacionados con pasaportes o atenciones sanitarias.

También de un plan especial de seguridad, que será llevado a cabo por los Carabineros de la comisaría local, puesto en marcha ante la avalancha de personas que se espera en la isla.

El vuelo diario que une a Santiago con la Isla y Tahití aumentó a una docena en estos días, aunque los chilenos son, según las autoridades locales, una clara minoría y predominan entre los visitantes los estadounidenses, europeos y japoneses.

Entre ellos destacan los científicos y también miembros de grupos místicos que se desplazan por el mundo persiguiendo eclipses.

"Vamos a demostrar a la comunidad internacional que aquí, en Isla de Pascua somos los mejores anfitriones, para que el mundo nos siga conociendo y demostrar que a pesar de todo el sufrimiento que ha tenido nuestro país con nuestro terremoto, con nuestro maremoto, también estamos reconstruyendo Chile en el terreno cultural y turístico", remarcó la alcaldesa.

En cuanto al pronóstico meteorológico que anuncia cielos nublados y eventuales chubascos para el domingo, lo que impediría ver el eclipse, Luz del Carmen Zasso se mostró tranquila, "En ese caso, mostraremos a los visitantes nuestros bailes y nuestra cultura. Para todo hay solución", sentenció.