Novedades

ESA presenta 2009 como un año importante en la aventura espacial

ESA presenta 2009 como un año importante en la aventura espacial
La Agencia Espacial Europea (ESA) se prepara para un año "denso e importante" en el se colocará en el espacio tres satélites de observación de la Tierra y dos satélites de científicos europeos, informó hoy la organización.
El 2009 será el año en el que se ponga en órbita el Explorador de la Gravedad y la Circulación de los Océanos (GOCE), un satélite de observación que medirá la gravedad terrestre y podrá predecir terremotos con una resolución que le permite detectar un copo de nieve en un millón de toneladas de aceite, según explicó la agencia en rueda de prensa hoy en París.

También se lanzarán al espacio el SMOS, dedicado a medir la salinidad del océano y la humedad del suelo -esencial para los modelos que simulan la evolución del clima- y el CryoSat2, cuya misión consistirá en observar la criósfera, la parte de la corteza terrestre en la que se forma el hielo.

Viajarán al espacio exterior, además, "las dos piezas de tecnología más hermosas jamás construidas en Europa", que son los satélites científicos Herschel -para estudiar la formación de estrellas y galaxias- y Planck -que analizará los campos de radiación cósmica-.

En 2009, además, se lanzará por primera vez un cohete ruso Soyouz desde la base de Kurú, en la Guayana francesa, acontecimiento que el director general de la ESA, Jean-Jacques Dordain, tildó de "histórico".

Además, a finales del presente año o principios de 2010, el lanzador europeo VEGA, de unos 30 metros de altura y un peso al despegue de aproximadamente 137 Toneladas, realizará su primer vuelo al espacio.

Con el aparato, la ESA pretende poner en órbita pequeños satélites de una manera más rentable que los lanzadores Ariane 5, concebido para grandes satélites, y el Soyouz, destinado a satélites medios.

Todos estos proyectos llegan tras un año, el 2008, que, según Dordain, ha sido "excepcional" gracias al lanzamiento y puesta en marcha del módulo científico "Columbus" en la Estación Espacial Internacional (EEI) y al compromiso de los 18 países miembros de financiar con 10.000 millones de euros (13.130 millones de dólares) los programas de la agencia en el futuro cercano.