Novedades

La NASA pierde uno de sus mejores vehículos en Marte

La NASA pierde uno de sus mejores vehículos en Marte
El orbitador Mars Odyssey de la NASA no ha logrado captar señal alguna del robot «Phoenix Mars Lander», tras completar la tercera y última campaña de sobrevuelos por encima del lugar en el que la nave descansa en la superficie del planeta rojo. Tras 60 pasadas, no se ha podido restablecer contacto con el robot, que parece no haber superado el duro invierno marciano.
Odyssey ya había intentado escuchar una señal de «Phoenix» durante períodos predeterminados en enero y febrero. Durante la tercera campaña, del 5 de abril hasta el 9 de abril el Sol se mantuvo por encima del horizonte de forma permanente en el lugar del Artico donde «Phoenix» completó su misión en 2008.
La sonda funciona con energía solar, y examinó el hielo, el suelo y la atmósfera en el lugar durante cinco meses, dos más de lo previsto, antes de sucumbir al declive estacional de la luz solar. No fue diseñado para resistir condiciones invernales. Sin embargo, en caso de que lo hubiera logrado, la NASA ha utilizado Odyssey para escuchar las señales que Phoenix habría transmitido si el abundante sol de primavera hubiese revivido el módulo de aterrizaje.
«En el improbable caso de que Phoenix hubiera sobrevivido al duro invierno ártico marciano y lograr un estado de energía positiva con el retorno de sol continuo, existía una probabilidad muy alta de que una o más de estos 60 sobrevuelos hubieran solapado con un intento de transmisión por el módulo de aterrizaje», dijo Chad Edwards, jefe ingeniero de telecomunicaciones para el Programa de Exploración de Marte en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la agencia espacial norteamericana.
«Este ha sido la última de nuestras tres campañas planificadas de búsqueda de Phoenix. El programa de Marte evaluará los resultados para decidir si se justifica la adopción de nuevas medidas», dijo Edwards.