Novedades

Una de las dos lunas de Marte parece ser porosa

Una de las dos lunas de Marte parece ser porosa
Fobos, la más grande de las dos lunas que giran en torno al planeta Marte, podría no ser el satélite denso que se creía hasta ahora y tendría más bien una superficie que es porosa en un 25% o 35%. Así lo sugiere el último reporte hecho por expertos de la Agencia Espacial Europea (ESA) en su sitio web www.esa.int.

Los científicos de la ESA informaron de que el 2 de marzo se produjo el mayor acercamiento a ese satélite natural del Planeta Rojo.

Fue entonces cuando la sonda espacial Mars Express –que orbita el cuarto planeta del sistema solar desde el 2003– logró aproximarse a solo 67 kilómetros de Fobos.

“Anteriormente pensábamos en Fobos como en un satélite que parecía un objeto sólido, pero los nuevos acercamientos a su superficie nos han mostrado que no es tan denso como se esperaba, sino que es poroso”, recalcó la ESA.

Esta nueva característica está dando un giro a la investigación actual sobre esa luna,y lleva a los científicos a pensar en el satélite Fobos como poco más que una pila de escombros en órbita alrededor de Marte. “Nos parece que podrían ser bloques de diferentes tamaños que permanecen juntos, aunque con grandes espacios de separación en medio”, suponen preliminarmente los estudiosos de ESA.

Esta hipótesis invita a los investigadores a analizar con mayor detalle el campo gravitatorio de Fobos para comprender si hay ‘vacíos internos’ en Fobos y el porqué.

Segunda generación.

Aunque es muy pronto para interpretar los datos del último acercamiento, el especialista Martin Pätzold, principal investigador del experimento Mars de la Mars Express, sugirió que Fobos es probablemente un objeto del sistema solar de “segunda generación”.

Pätzold, quien es también un destacado investigador de la Universidad de Colonia, Alemania, cree que la segunda generación de materiales se unió en la órbita de Marte después de haberse formado ese planeta.

Hay otros satélites que orbitan alrededor de otros planetas, donde algunos especialistas opinan que estos fenómenos ya se han producido, entre ellos la luna Amaltea de Júpiter, recordó el científico.

En su opinión, sea cual sea el origen preciso del satélite natural, Fobos finalmente se deshará en una órbita en espiral dirigida hacia Marte. “Se creó a partir de escombros y volverá a convertirse en escombros”, anticipó Pätzold.

El satélite Fobos fue descubierto el 17 de agosto de 1877 por el Observatorio de Washington, Estados Unidos.

Esta luna siempre presenta la misma cara al Planeta Rojo, debido a las fuerzas de marea que el planeta ejerce sobre su satélite. Esta misma fuerza provoca que cada vez Fobos se acerque más a Marte.